El Proyecto de Alternativa Nuclear (NAP por sus siglas en inglés) es una organización sin fines de lucro que reúne a ingenieros puertorriqueños de toda la industria nuclear de los Estados Unidos bajo una misión: estudiar y educar la alternativa de los reactores avanzados para Puerto Rico. NAP está compuesto por operadores de reactores, diseñadores, consultores, todos trabajando en la industria nuclear de los Estados Unidos, nacidos y criados en Puerto Rico, y dando sus habilidades para allanar el camino a un Puerto Rico fuerte y moderno.

© Copyright 2015 - 2020.

CÓMO COMENZÓ TODO

A finales de 2015, Eddie Guerra, un ingeniero sísmico, agarró su teléfono y llamó a sus amigos de la universidad Ángel Reyes, PWR y operador de reactores senior, y a Jesús Núñez, un ingeniero estructural senior. Eddie les preguntó: "¿Cómo es que nadie está hablando de reactores nucleares avanzados para ayudar a resolver los problemas de energía de Puerto Rico? Desde el punto de vista de ingeniería, estos reactores nucleares hacen mucho sentido: son más pequeños y cuentan con todas las mejoras de seguridad de los diseños de generaciones anteriores".

 

Eddie, Ángel y Jesús -todos ingenieros puertorriqueños, que trabajan en la industria nuclear en los Estados Unidos- se dieron cuenta de que antes de que estas tecnologías pudieran transformar el sector energético de Puerto Rico, la gente primero necesitaban entender los beneficios y desafíos de los reactores nucleares avanzados. Confiaron en que el propio pueblo de Puerto Rico, cuando se expondrían a los detalles de la tecnología de los reactores avanzados, se sentirían empoderados y abrirían la puerta a esta alternativa.

 

Así es como se inició el Proyecto Alternativa Nuclear (NAP). Una comprensión profunda de la tecnología nuclear avanzada junto con un fuerte deseo de proporcionar una alternativa energética para Puerto Rico; confiando que las personas aprenderían sobre la tecnología y, en última instancia, decidirían si la adoptaran o no.

FUSIONANDO LO TECNICO CON LA COMUNICACIÓN SIMPLE

Nuestro equipo creció orgánicamente, junto con los desafíos que enfrentábamos al introducir esta alternativa a Puerto Rico. Notamos que nuestro enfoque necesitaba integrarse y llegar al publico en general. Por lo tanto, decidimos adoptar un enfoque fuerte de participación comunitaria. Comunicar datos y los datos por si solos no funcionaba para nosotros.

Fue entonces cuando Jesabel Rivera, una profesional de salud pública y experta en participación comunitaria se unió a nuestra organización. Ella aportó años de experiencia en la movilización de comunidades para alcanzar cambios. Su experiencia nos permitió diseñar un enfoque mas suave que se movió y evoluciono al ritmo de la comunidad. Preparamos nuestras velas para enseñar y educar primero sobre reactores nucleares avanzados y confiamos en que todo lo demás se acomodaría por sí mismo.

 

CONSTRUYENDO UNA ORGANIZACIÓN FUERTE

A medida que nuestros esfuerzos comenzaron a notarse, y más personas quisieron unirse a nuestra iniciativa, entendimos que era hora de organizar formalmente a nuestro equipo. Valerie Lugo, una profesional de recursos humanos, emprendedora y experta en negocios, se unió a NAP para ayudarnos a establecer la jerarquía de nuestra organización sin fines de lucro. Este paso le dio a NAP un modelo sostenible para los desafíos y oportunidades que se nos presentan cada día. A medida que NAP se embarcó en conversaciones mas profundas con sus lideres y seguidores, nos enfrentamos con aspectos técnicos fuera de nuestras propias capacidades de ingeniería.

Aquí es donde formamos un panel asesor de líderes reconocidos de la industria nuclear para ayudarnos a navegar en un mundo que era nuevo para nosotros. Eddie Guerra, Luis Reyes, Carmen Bigles, Paul Murphy y Juan Cajigas forman nuestro Comité Asesor y nos guiaron en asuntos relacionados con regulaciones, desarrollo de proyectos y aplicaciones industriales. Llamamos a este equipo el "Advisory Board".

UN TREN DE OPORTUNIDADES

En el 2017, Eddie Guerra presentó la idea de SMRs para Puerto Rico al Comité Asesor de Comercio de Infraestructura Nuclear  del Departamento de Comercio de los Estados Unidos (CINTAC). Los miembros de CINTAC publicaron un articulo proponiendo al liderazgo local el evaluar dicha opción. En 2018, el Portavoz de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Honorable Gabriel Rodríguez Aguiló, aprobó una resolución para estudiar la viabilidad y alternativa de SMRs y microreactores en Puerto Rico. Posteriormente, en 2019, la oficina de energía nuclear del Departamento de Energía (DOE-NE) otorgo a NAP una subvención para realizar un estudio de viabilidad preliminar para evaluar las condiciones del mercado, el marco legal, la infraestructura de líneas de transmisión y distribución existentes, y la percepción pública de la tecnología nuclear avanzada en la isla. Este estudio es la primera evaluación exhaustiva de reactores nucleares avanzados en Puerto Rico. ¡Estamos muy orgullosos que este estudio haya sido liderado por ingenieros boricuas! También estamos agradecidos y honrados de haber tenido el apoyo de colaboradores de la industria nuclear y laboratorios nacionales para lograr con éxito este gran logro.

PASOS PARA UN PUERTO RICO FUERTE Y MODERNO

El esfuerzo de NAP ha llegado a miles de personas, tanto en Puerto Rico como en el mundo entero. Todo de forma voluntaria y con un estricto compromiso con la idea original de NAP: concientizar a la gente sobre esta tecnología nueva y avanzada; y confiando que las personas aprenderían sobre la tecnología y, en última instancia, decidirían si la adoptaran o no.

 

Actualmente, nos complace decir que existe una resolución activa para estudiar SMR’s y Microreactores en Puerto Rico; que el DOE ha apoyado nuestra misión de estudiar la alternativa de SMR’s y microreactores en Puerto Rico; y que los esfuerzos de participación comunitaria de NAP han demostrado que mas del 90% de la población en Puerto Rico esta realmente abierta a la estudiar la viabilidad de energía nuclear en la isla como una alternativa, lo que desmiente un mito de décadas que los puertorriqueños se oponían a la energía nuclear.

 

La historia de NAP muestra el sentimiento de muchos profesionales puertorriqueños que, aunque hemos abandonado físicamente la isla, no hemos perdido nuestra identidad ni nuestro deseo y sueno de ver que la isla progrese y prospere. En nuestro caso, somos ingenieros y profesionales que nos unimos para evaluar los avances en tecnología nuclear como alternativa para resolver las apremiantes necesidades energéticas de Puerto Rico. Estudiar la viabilidad de reactores nucleares avanzados e interactuar directamente con nuestras comunidades es el trabajo al cual NAP se dedica primordialmente. Lo hacemos por la gente de Puerto Rico, así como por nuestros amigos y familiares, y en un esfuerzo por impulsar un Puerto Rico fuerte y moderno. Este es el Proyecto Alternativa Nuclear.

Jesus M. Núñez, 

CEO

Valerie Lugo COO

Angel A. Reyes

CTO

Ramon Martinez 

CNO

Eddie Guerra

Eddie M. Guerra nació y se crió en San Sebastián, Puerto Rico, Eddie Guerra es un ingeniero licenciado con más de una década de experiencia en liderazgo y gestión en proyectos de infraestructura civil y energética en todo el mundo. La experiencia de proyectos de Eddie abarca varios países, incluidos EE. UU., Sudáfrica, España, Reino Unido, Corea del Sur, China, Japón, Argentina y Canadá. La experiencia de Eddie en ingeniería se caracteriza por su participación en muchos proyectos de primera clase, incluido el diseño del primer parque eólico en Puerto Rico, el diseño del primer reactor nuclear Westinghouse en China, la evaluación de riesgos de muchas plantas nucleares en el Estados Unidos después del accidente de Fukushima Daiichi, la certificación de diseño del primer reactor modular pequeño en los Estados Unidos y el primer estudio de viabilidad patrocinado por el DOE de Estados Unidos de reactores avanzados en Puerto Rico. Eddie ha sido cofundador de organizaciones sin fines de lucro, como El Voluntariado de Ingenieros y Profesionales de Puerto Rico y The Nuclear Alternative Project. Eddie ha liderado los esfuerzos de recuperación de reconstrucción y respuesta a emergencias en Puerto Rico después del huracán María en 2017 y los terremotos en 2020. Es un líder reconocido en el sector energético de los EE. UU. - Eddie se desempeñó como el miembro más joven del Comité Consultivodel Comercio Nuclear Civil (CINTAC) que asesora al Secretario de Comercio de EE. UU. sobre la competitividad de la industria nuclear de EE. UU., Se desempeña en comités de estándares de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles, la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Mecánicos y la Sociedad Nuclear Estadounidense. También se desempeña como asesor de prácticas de la industria para estudiantes graduados en la Universidad de Puerto Rico-Mayagüez. Eddie tiene una licenciatura en ingeniería civil de la Universidad de Puerto Rico y una maestría en ingeniería estructural de la Universidad de Lehigh. Posee licencias profesionales de ingeniería en Pennsylvania, Texas y Puerto Rico.

Carmen I. Bigles es Presidenta y CEO de Coquí RadioPharmaceuticals (Coquí Pharma). Antes de fundar Coquí Pharma, Bigles cofundó y se desempeñó como CFO del Caribbean Radiation Oncology Center en Puerto Rico. El centro es una de las instalaciones médicas más importantes de la región para la tecnología avanzada de radiación oncológica. Bigles supervisó la construcción de $ 12 millones de la primera instalación del centro en Bayamón, Puerto Rico, y se aseguró de que la clínica se abriera un año antes de lo programado. Bigles nació en San Juan, Puerto Rico. Obtuvo una licenciatura en matemáticas de la Universidad Interamericana en San Juan en 1997 y dos maestrías, la primera en arquitectura y la segunda en planificación urbana y suburbana, de la Universidad de Miami en 2000. Bigles vive en Coral Gables, Florida, con su esposo, el Dr. Pedro A. Serrano-Ojeda, y sus dos hijas, Carmen Irene Serrano-Bigles y Caterina Isabel Serrano-Bigles.

Carmen I. Bigles

Luis Reyes

Luis Reyes tiene más de 35 años de experiencia nuclear y se ha desempeñado en varios puestos de alta dirección de la Comisión Reguladora Nuclear (NRC). Luis interactuó frecuentemente con el Instituto de Energía Nuclear (NEI) participando en las reuniones del Comité de Supervisión de Energía Nuclear y la Asamblea de Energía Nuclear de NEI. También se desempeñó como ejecutivo en préstamo del Departamento de Energía (DOE) para realizar una revisión de la seguridad nuclear a pedido del Subsecretario del DOE. Fue consultor experto del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en el área de experiencia en operaciones, construcción de nuevas plantas nucleares y organizaciones reguladoras. En nombre del OIEA, Luis dirigió un equipo de expertos internacionales en la revisión de la organización reguladora de un país europeo. Bajo su liderazgo, la NRC recibió reconocimiento y elogios varias veces como el mejor lugar para trabajar en el gobierno federal y como la "Mejor empresa de diversidad". Durante su mandato, el presupuesto de la NRC aumentó significativamente y la Comisión recibió constantemente la calificación más alta en la revisión de Evaluación del desempeño del gobierno. Luis recibió honores y premios que incluyen el premio Presidential Distinguished Rank y el premio Presidential Meritorious Rank, que fue premiado tres veces. Estos premios son distribuidos por el presidente de los Estados Unidos a un pequeño grupo de ejecutivos senior de carrera y empleados de carrera senior. Luis tiene una Licenciatura en Ingeniería Eléctrica y una Maestría en Ciencias en Ingeniería Nuclear de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez.

El trabajo de Paul Murphy cubre múltiples aspectos del sector de proyectos de energía e infraestructura. Desde el desarrollo y la estructuración de proyectos hasta la contratación y el financiamiento, la práctica de Paul ha abarcado una variedad de sectores, que incluyen energía nuclear, energía térmica, energía renovable, estructuras de PPP, tuberías, instalaciones de GNL, tecnologías de proceso y tecnologías emergentes. En el sector nuclear, Paul tiene experiencia en múltiples aspectos de la industria nuclear, desde asuntos legales y de políticas, incluidos marcos regulatorios y de tratados internacionales y cuestiones relacionadas con la responsabilidad nuclear, hasta estrategias para crear programas de energía nuclear viables y la identificación y mitigación de riesgos asociados - representando a gobiernos, desarrolladores / propietarios, inversores, prestamistas, desarrolladores de tecnología y contratistas en proyectos nucleares a nivel mundial. Ha sido designado cinco veces en el Comité Asesor de Comercio Nuclear Civil del Secretario de Comercio de los Estados Unidos y ha sido reconocido en tres ocasiones en la publicación Who's Who Legal: Energy. Es miembro del Panel Asesor de Tecnología de Energía Limpia de ASME. Paul enseña para el OIEA y en el Laboratorio Nacional Argonne y Texas A&M para sus programas internacionales de capacitación para la industria nuclear.

Paul Murphy

Juan es presidente y propietario de la corporación de análisis aplicado, una empresa de servicios de ingeniería nuclear con sede en Reading, Pensilvania. Juan tiene más de treinta y cinco años de experiencia en ingeniería de energía nuclear en las áreas de análisis termohidráulico / transferencia de calor; ingeniería y análisis de diseño mecánico, nuclear y químico; ingeniería de software de simulación; análisis y diseño radiológico / de blindaje; licencias y seguridad nuclear; ingeniería de apoyo al sitio de la planta de energía nuclear; gestión de proyectos; e ingeniería de rendimiento de la planta. Juan tiene una licenciatura en ingeniería química y una maestría en ingeniería nuclear de la Universidad de Puerto Rico-Mayagüez.

Juan Cajigas

NAP cree que la Energía Nuclear es una alternativa energética viable para la isla, y debería ser parte del portafolio energético de Puerto Rico. Nuestra misión es educar y hacer que los datos y la información sobre energía nuclear sean fáciles de entender, públicas y accesibles. Lea el reporte aquí.

 

Nuestra visión es tener un Puerto Rico con una alternativa de energía y un sistema tan robusto y resiliente, que la isla ya no estará oscura durante meses durante las emergencias. El impacto económico que sufre el país durante los desastres naturales es exponencial. Creemos firmemente que la energía nuclear proporciona una red de seguridad durante emergencias. Además, su capacidad para recuperar potencia eléctrica de manera eficaz evita pausas económicas durante eventos naturales extremos. Los efectos secundarios que puede tener son: costos de energía mas baratos, nuevos programas de educación y creación de empleos, estos son solo tres de los positivos de la Energía Nuclear.

MANTENTE CONECTADO

Únete a más de 5,000 personas que reciben noticias acerca de nuestro trabajo alrededor del mundo

CONTACTANOS:

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

© Copyright 2015 - 2020. Todos los derechos reservados.

The Nuclear Alternative Project es una organizacion sin fines de lucro bajo la designacion federal 501(c)3.